Blog creado para compartir, opinar y disfrutar sobre cualquier tema, en especial de la literatura y la música..

POEMA 20 de Ricardo Neftalí Eliecer Reyes Basoalto | PABLO NERUDA

viernes, 1 de enero de 2010

CUENTOS JUVENILES

EL PARQUE DESCONOCIDO

Pablo y Marita son dos hermanos que un día se fueron de viaje con sus padres. La pasaron tan bien que no se dieron cuenta que ya había llegado la noche, así que buscaron hotel para poder hospedarse pero casi todos estaban ocupados excepto uno que estaba frente a un parque abandonado. Se decía que en ese parque había muerto una niña de manera muy brutal y que no había conseguido paz en este mundo debido a esto seguía rondando por esos lugares.

La familia sin saberlo se hospeda en aquel hotel. Al día siguiente Marita se da cuenta que su hermano había cambiado mucho en su forma de ser, pues lo nota callado y aislado de ellos. Después de eso ambos fueron al parque en donde él escucha una voz que le decía: “¡Ayúdame! ¡Ayúdame, por favor!” Pablo se sorprende y asusta mucho, entonces empieza a gritar y huye de ese lugar.

Pasaron los años y él ya como adulto no deja de pensar en ese suceso y decide enfrentar su miedo; así que regresa al lugar donde todo empezó. Cuando estuvo allí oye la misma voz de hace tiempo, él por curiosidad se acerca más para ver de dónde provenía aquella voz y nota que provenía de una casita de muñecas, así que decide entrar y ve a la niña que le pedía ayuda; pero esta vez ya no lo quería pues con el pasar de los años le tomó odio a aquel niño que nunca quiso ayudarla y ella sólo quería llevárselo…

Pablo al darse cuenta de las intenciones de la niña empieza a correr pero no pudo pues era demasiado tarde, ya estaba atrapado y jamás regresó a su casa. Ahora se dice que es él quien pide ayuda en aquel parque abandonado.


CASTRO BALTODANO, Claudia Sara
Alumna "Nuestra Señora de la Paz"




EL CHEQUE DE VIDA

Una niña de 15 años de edad llamada Carmen, cuenta las experiencias de su vida, las cuales están llenas de ilusiones, confusiones y esperanzas. La niña vivía en la casa de sus padres, en la que estaba pasando por muchos problemas familiares.

Trataba de darle solución a sus problemas, pero mientras le daba solución a uno de los tantos problemas que tenía, se hundía más en el vacío. Una tarde de repente se encontraba en su habitación llorando, lamentándose y pensando que si ella no existiera todos los problemas en casa se podrían solucionar. De pronto entra una fuerte luz por su ventana, ella asombrada mira de dónde venía esa luz, al mirar al cielo ve que era el reflejo de una hermosa y linda palomita blanca, la niña levantó el brazo y la palomita llegó hacia ella; la tomó entre sus manos y exclamó: “¡Qué linda eres, ¿me puedes hacer un favor?, dale mi mensaje a Diosito, dile que me ayude, y que me envíe una señal para darle solución a mis problemas!” Carmen salió por su ventana y lanzó al aire a la hermosa palomita.

La niña suspirando, exclamó: “¿Será que la palomita le dará mi mensaje?”.

Al día siguiente, partió rumbo a la escuela, entró a su aula y ya en clase de pronto una mujer ingresó y comunicó: “Soy psicóloga, me llamo Rosa. Hoy los visito para darles una charla sobre la familia”. Ante esto, la niña se pone a reflexionar y se dice: “¿Será que la palomita le dio mi mensaje a Dios y Él me envió una señal?”

Cuando ella muy atenta escuchaba la charla, al identificarse con los casos que la señorita exponía, se suelta en llanto. Al verla así, la psicóloga se le acerca para que le contara sus problemas, pero la niña muy avergonzada no quería compartirle sus problemas. La señorita psicóloga le dice: “Si tú no me cuentas entonces no podré ayudarte. Sabes, Dios me ha enviado hasta ti para poder ayudarte”.
Entonces ella responde: “¿Segura que Dios la ha enviado? Si es así, entonces le contaré”.

después contarle sus problemas, la psicóloga le dio muchos consejos y uno de ellos fue: “Dios nos entrega a cada uno de nosotros un cheque en blanco, al cual uno le pone precio y el día del juicio final, Dios nos cobrará el mismo precio que tú le pusiste a tu vida”. La niña reflexionó y se dio cuenta que la esperanza es lo último que se pierde y lo que uno hace en vida, sea bueno o malo, habrá Alguien quien te la va a cobrar y ese Alguien es Dios.

También aprendió que para saber vivir, hay que aprender a sufrir y probar de todas las cosas buenas y malas.

Pasaron los días y ella tuvo siempre en mente ese consejo y así empezó a solucionar sus problemas.


CASTRO AMAYA, Carmen Rosa
Alumna "Nuestra Señora de la Paz"




LA PULGUITA

En un parque, Anderson estaba conversando con su amigo Luis; de pronto sentía que le picaba la espalda.

Después de unos minutos se despidieron y cada uno se fue a sus respectivas casas. Anderson sentía que la espalda le picaba demasiado, comentó esto a su mamá Zoila y ella le respondió: “¿Qué pasa hijo, qué tanto te rascas?” Anderson respondió: “Sí, mamá, siento una picazón aquí y no sé qué es, ¿Podrías ver qué tengo, por favor? Y su mamá le revisó la espalda y tenía una pulguita. La señora la cogió y la puso en la palma de su mano y le comunicó a su hijo: “Mira, tenías una pulguita”. “Mátala, aplástala, tritúrala y desaparécela de mi vista” – respondió él. Y la pulguita le dijo a la mamá de Anderson: “Señora Zoilita, por favor no me mate; si quiere yo le canto, le bailo una canción y le aseguro que le gustará. No dude de mi palabra”. Entonces la señora decidió darle la oportunidad.

La pulguita cantó y bailó para la señora. Le cantó y le bailó un reggaetón moderno ya que esa canción le gustaba a la Zoila, y de pronto la señora, muy emocionada, aplaudió y mató a la pobre pulguita.


MELÉNDEZ HALL, Wendy
Alumna "Nuestra Señora de la Paz"




COLEGIO: "NUESTRA SEÑORA DE LA PAZ"
LOCALIDAD: CHICLAYO - PERÚ

4 comentarios:

luisa dijo...

Vaya, me gustan mucho las historias que contais. Me gustarí segiros si os importa, vale? Y también me gustaría invitaros a conocer las historias de Asiúl. es una historia de elfos,duendes, lugares mágicos,... seguro que os gusta. Pasaros por alli y me contais. Besitos
http;//elreinodeasiul.blogspot.com

Anónimo dijo...

oye excelentes cuentos felicitaciones

Anónimo dijo...

Que buenas las historias que escribiste me gustaria que escribieras mas y desarrolles todo ese potencial

Adalberto Álamo dijo...

Muchas gracias por tu comentario, pero dime quién eres, por la forma cómo escribes parece que me conocieras...